La Insípida [La Harapienta - Natura]

Cuento variante de "La Cenicienta". Una ley dice, que una muchacha cuyo dedo encaje en el anillo de la Reina fallecida se volverá Reina, ¿pero que pasaría si una princesa se coloca dicho anillo para no perderle, y encima el Rey (su padre) la descubre?, la ley lo decreta, habrá boda.

Pobre princesa, ¿se casará con su padre?, no, porque ella esta pensando en una solución, y la primera de esta, es pedir tres vestidos que le servirán para usarlos durante la "ceremonia de bodas". Los vestidos serán: El Primero, un hermoso vestido pálido del color de la luna. El segundo será un vestido de plata radiante como las estrellas. Y el último, un vestido de oro puro, como el "Oro Solar". Se acerca el día de la ceremonia, pero nuestra princesa, ahora disfrazada como una criatura de piel y plumas, y ayudada por sus amigos animales, huye muy lejos de su reino para que así, no se cumpla dicha ley.

Pasado un tiempo mientras la princesa, ahora "Natura" labora en una cocina real en limpieza, conoce a un guapo pero arrogante Príncipe del cual, se enamora. Al comienzo y como es de esperar, este Principe no se se fija en ella por su apariencia que adoptó, pero tras celebrar bailes en el castillo, la princesa asiste con los magníficos vestidos que mando a pedir. El Príncipe al verla, le pide ser su pareja de baile, pero, todo acaba, a las 12 de la noche. En el ultimo de sus bailes, la princesa, deja caer uno de sus zapatos de cristal, el príncipe enamorado, decreta casarse con la chica a quien le quede dicho zapato. Las doncellas al conocer dicha proclamación acuden para probarse dicho zapato, incluso hasta las hermanas de la Princesa, pero como es de esperar, a ninguna de ellas les queda el calzado, entonces, ella se presenta y reclama el derecho de ponerse la zapatilla, y sucede algo increíblemente, le queda bien. Las hermanas de la princesa se horrorizan de ver que un ser tan extraño se vaya a casar con el apuesto Príncipe. El Príncipe evalúa la situación y decide cumplir su promesa, ya que el dio su palabra, pero algo mágico sucede en ese momento, porque muchos animales salen de la nada y ayudan a la Princesa, a deshacerse de su traje de pelos y plumas, transformándola en la bella princesa que el conoció.







 

El Narrador de Cuentos Online